• Reconoce esfuerzos realizados en la entidad
  • Falta mayor compromiso de la federación y que priorice la atención a este sector

Michoacán debe seguir avanzando en el cumplimiento de los objetivos previstos en la alerta de violencia de género contra las mujeres, lo cual, ha permitido consolidar políticas públicas y protocolos en la materia, subrayó la coordinadora del Grupo Parlamentario del PRD en el Congreso del Estado, Araceli Saucedo Reyes, tras señalar que el Gobierno Federal debe priorizar la atención a este sector.

En nuestro país, el feminicidio se ha convertido en una pandemia nacional y es necesaria efectividad para combatirlo, más aún cuando en mayo pasado México ya era la primera nación con mayor número de feminicidios según datos de la ONU.

Resaltó que, gracias a las acciones que ha implementado Michoacán, se ha logrado atacar este problema que lastima a toda la sociedad en su conjunto, ante lo que la entidad se encuentra entre los diez estados del país con menor incidencia feminicida, no obstante, puntualizó que es necesario no bajar la guardia, hasta lograr erradicar la violencia.

Ante un flagelo tan grave como lo es el feminicidio, resulta intolerable la simulación en la acción gubernamental para su combate, por lo que la Federación debe evidenciar voluntad y eficiencia y evitar que las mujeres sean víctimas impunes no sólo de la violencia, sino también de la omisión y la negligencia de las autoridades, sostuvo la diputada local por el Distrito de Pátzcuaro.

Los asesinatos contra mujeres obligan al Gobierno Federal y a toda autoridad a que se revise la estrategia instrumentada en el país, y a que se asuma el verdadero compromiso de redoblar esfuerzos, ya que el feminicidio es el último y mayor grado de violencia en contra de las mujeres, ya que viola el más importante de sus derechos humanos que es el derecho a la vida.

Lamentó que violencia feminicida no disminuya en México y que las acciones gubernamentales que se promueven desde la federación resulten insuficientes, lo cual debe valorar la autoridad federal sobre la mala determinación que hizo al recortar este año los recursos en la materia y priorizar este tema en el presupuesto para el siguiente ejercicio fiscal.

“El combate a la violencia y feminicidio se debe reflejar en el impulso de las políticas públicas que promueve el gobierno federal, así como en los recursos que destine para este rubro, por lo que sería muy lamentable y condenable que en el próximo presupuesto disminuya nuevamente la asignación de los recursos”.

Como se recordará en mayo pasado la Oficina de las Naciones Unidas para la Prevención del Delito y las Drogas reportaba a México en el primer lugar de feminicidios, incluso por encima de Brasil.

Además, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) reporta que en América Latina y el Caribe se ubican 14 de los 25 países del mundo en donde más se cometen feminicidios.

Aunado a ello, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública reporta en los seis primeros meses del año un total de 448 feminicidios en el país, en donde la incidencia mayor se encuentra en los estados de Veracruz, México, Puebla, Chihuahua, Nuevo León, Sonora y la Ciudad de México, mientras que, Michoacán se encuentra entre los diez estados del país con menor incidencia feminicida.