#Morelia, #Michoacán, 27 de agosto del 2019.– Con el ciclo escolar inicia una nueva etapa para la educación publica en México, en la que se reconstruyen las comunidades educativas, y el Gobierno de México garantiza el derecho a la educación con la entrega de 10 millones de becas para estudiantes desde preescolar hasta  doctorado, señaló el diputado Alfredo Ramírez Bedolla.

El legislador afín a la cuarta transformación asistió como invitado a la declaración de inicio del ciclo escolar 2019-2020 en la Escuela Primaria Federal «Niño Artillero». La ceremonia estuvo presidida por el supervisor escolar Ernesto García Lupian, y el director del plantel José Andrés Soto Chimal.

Alfredo Ramírez recalcó a padres de familia y docentes la importancia de reestablecer los vínculos de comunidad educativa, ya que el gobierno de la cuarta transformación requiere que tengan mayor participación en el proceso de enseñanza-aprendizaje, así como en la gestión y cooperación para mejorar las condiciones físicas de las escuelas.

Puntualizó que durante la gestión del Presidente Andrés Manuel López Obrador, el recurso público para infraestructura educativa llegará directo a los planteles escolares, y serán los docentes y padres de familia los que decidan en qué se invierten, de esta manera se evitará el encarecimiento de costos de obra y se podrá optimizar el presupuesto.

En este contexto, Alfredo Ramírez destacó que durante el ciclo escolar que inicia, el Gobierno de México distribuirá 10 millones de becas para estudiantes de todos los niveles, lo que representa una inversión de 60 mil millones de pesos orientada a garantizar el acceso a la educación, y a formar niños y jóvenes con herramientas para forjarse un buen porvenir.

El diputado de Morena dijo a los estudiantes que siempre se debe agradecer la oportunidad de asistir a la escuela, y a los paterfamilias señaló que el proceso educativo de niñas y niños también se debe dar en casa.

Finalmente, invitó a los alumnos de primaria a practicar la lectura, y les compartió su gusto por los libros de texto de geografía, «porque en ellos descubrimos el mundo y nos damos cuenta de que somos una parte importante de él; en este mundo todos tenemos un lugar especial, niñas y niños. Todos somos importantes».