Ciudad de México, 25 de julio de 2019

  • “Hay poca información epidemiológica y urge un diagnóstico temprano”, Alejandro Mohar Betancourt, Comisionado Nacional de los Institutos Nacionales de Salud.

En 2018, el Globocan registró que el cáncer de pulmón sigue siendo la primera causa de muerte por cáncer a nivel mundial; sin embargo, uno de los mayores enigmas de México es que sus cifras de incidencia y muerte de cáncer de pulmón están hasta 4 veces por debajo de otros países con un desarrollo económico y social similar, explicó el doctor Alejandro Mohar Betancourt, titular de la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad (CCINSHAE).

El doctor Mohar explicó en la Academia Nacional de Medicina que uno de los primeros pasos para resolver este enigma y poder tratar mejor a los pacientes con cáncer de pulmón, tanto a nivel curativo como preventivo, es conocer las tasas de incidencia y mortalidad, algo que hasta hace poco no había sido posible por la fragmentación tan grande en que se encuentra el sistema mexicano de salud.

“Es difícil porque los casos migran de institución a institución, por la falta de acceso, la falta de expedientes electrónicos o la falta de identificación diagnóstica”, dijo el doctor.

De hecho, hasta hace unos años el Globocan solo tomaba en cuenta, para México, las cifras de mortalidad y a partir de ellas determinaba la incidencia, algo que ha empezado a cambiar gracias a la Red Nacional de Registros de Cáncer (RNRC) que comenzó a validar los datos del Globocan en cuanto a la epidemiología del cáncer en general en el país.

“Hace tres años empezamos una colaboración con el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (IARC por sus siglas en inglés). Finalmente logramos establecer una red de registros de cáncer de base poblacional avalados por la Organización Mundial de la Salud y por la IARC”, continuó el doctor Mohar.

La IARC solicitaba que el registro contara con por lo menos un 10 por ciento de casos registrados, número que ya se sobrepasó con un 10.8 por ciento de casos contados entre los diferentes miembros del RNRC.

“El registro sirve para definir políticas del control de cáncer en nuestros países. La propuesta en México es que este registro de cáncer fundamente el Plan Nacional de Cáncer y se tenga un programa de prevención y control de cáncer y, con ello, el diagnóstico temprano y un mejor tratamiento”, añadió el doctor Mohar.

Adicionalmente a esto, otra de las propuestas más recientes para bajar la tasa de incidencia y mortalidad de cáncer de pulmón en México es que el Instituto de Salud para el Bienestar, propuesto por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, como sustituto del Seguro Popular, atienda al 100 por ciento los casos de cáncer de pulmón, cosa que el Seguro Popular no hace pues no cubre el tratamiento por este neoplasia.

“Hay poca información epidemiológica y urge un diagnóstico temprano”, concluyó el doctor Mohar.