• Se exhorta a la población a vacunarse contra la influenza para abatir riesgos de contagio
  • Los niños, niñas y adultos mayores los más vulnerables

#Morelia, #Michoacán, a 18 de enero de 2019.-  Un total de 698 mil 396 casos de enfermedades respiratorias agudas se registraron en la entidad durante 2018, un 12.77 por ciento menos que el 2017 (800 mil 701); así lo informó la titular de la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM), Diana Carpio Ríos.

Lo anterior, derivado de las acciones de prevención y promoción a la salud que se realizaron durante todo el año para el cuidado de las michoacanas y los michoacanos.

Indicó que los municipios más afectados durante el periodo invernal 2017-2018, fueron Morelia con 197 mil 876 casos; Zitácuaro presentó 110 mil 533 y Uruapan con 101 mil 63 casos.

Por ello, durante este periodo invernal 2018-2019, la SSM no bajará la guardia en la implementación de acciones preventivas, que coadyuven al cuidado y disminución del número de casos de infecciones respiratorias agudas, neumonías, tuberculosis e influenza.

Para ello, se recomienda evitar cambios bruscos de temperatura, abrigarse al salir a la intemperie, especialmente durante las primeras y las últimas horas del día; evitar que los niños caminen descalzos, y cuidar que los adultos mayores sigan estos consejos, además de incrementar el consumo de alimentos ricos en vitamina C, como las naranjas, toronjas, mandarinas y guayabas, así como beber abundantes líquidos tibios, como infusiones o caldos.

Carpio Ríos, destacó que los grupos más afectados son los menores de 5 años y los adultos mayores; por ello, es importante mantenerse al pendiente de ellos y acudir lo más pronto posible a la unidad de salud más cercana, permaneciendo atento ante los signos de alarma que puedan indicar una complicación.

Si se presenta respiración agitada o dificultad para respirar, hundimiento y ruidos en el pecho, decaimiento general, pérdida de apetito o fiebre durante más de tres días, evite auto medicarse y acuda de inmediato al médico para que se le atienda de manera oportuna y no poner en riesgo su vida.

Es importante que, ante la presencia de la enfermedad, permanecer en completo reposo, no suspender la alimentación, evitar lugares de concentración poblacional, cubrir nariz y boca al toser o estornudar con el ángulo del codo o con un pañuelo desechable, nunca con las manos; no saludar de forma directa (de beso o mano), evitar el contacto de niños enfermos con ancianos o personas con enfermedades crónicas y lavar los utensilios usados por las personas enfermas.

Finalmente, la titular de la política de salud en el estado, exhortó a la población a que acuda a su unidad de salud más cercana a vacunarse contra la influenza, a efecto de evitar contraer el padecimiento y poner en riesgo su salud y su vida.