#Morelia, #Michoacán, a 13 de julio de 2019.- Dentro de la serie de patologías que afectan con mayor frecuencia a las mujeres, se encuentra la endometriosis, enfermedad que, si bien no es maligna, influye en la calidad de vida de quien la padece, por lo que la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM) cuenta con una Clínica Especializada para su atención, que opera en el Hospital de la Mujer.

El jefe de las Clínicas de Endoscopía Ginecológica y de Endometriosis, Ulises Armando Menocal Bernier, explicó que este problema de salud es la causa más frecuente de dolor pélvico en las mujeres, de tumores ováricos; otro dato importante, es que, entre el 40 y 50 por ciento de mujeres que son infértiles, tiene este padecimiento.

Detalló que existen diferentes tipos de endometriosis, como la ovárica -quistes en los ovarios que se llenan de sangre-; la peritoneal -se encuentra sobre el peritoneo y que es un tejido que recubre casi todas las estructuras dentro del abdomen-, y la profunda -cuando se ha infiltrado más de 5 milímetros en las estructuras-, “el problema con ésta es que a veces infiltra el recto y en ocasiones las pacientes requieren una extracción del mismo”, afirmó.

Su diagnóstico se lleva a cabo mediante una histeroscopía, “procedimiento que permite hacer dictámenes precisos de por qué las mujeres sangran, identificar lesiones dentro de la cavidad uterina y tratar patologías que hay dentro de la misma”, señaló el especialista que exhortó a las michoacanas a acudir a su unidad de salud más cercana en caso de presentar anomalías en su ciclo menstrual o dolor.

Como tal, no existen especialistas en endometriosis, sino clínicas especializadas para su manejo, las cuales están integradas por equipo médicos multidisciplinarios, como cirujano colorrectal, urólogo y ginecólogos preparados en cirugía laparoscópica y de endometriosis.

Desde el 2005, la SSM cuenta con una clínica en el Hospital de la Mujer para la atención exclusiva de este padecimiento, en la cual se realizan complejas cirugías cuando la enfermedad se encuentra en su etapa más grave.

Para evitar llegar a esta fase, se invita a las michoacanas a identificar los síntomas que son dolor menstrual, sangrado fuera del ciclo y dolor durante las relaciones sexuales, y estar atentas por si se presentan, acudir de inmediato a recibir atención médica.