En el estado de Baja California el pasado 20 de agosto Yamel fue liberada tras cumplir 11 años de prisión por defenderse de su agresor y herirlo de muerte, con él mantuvo una relación afectiva en la cual ejerció por cuatro años violencia verbal, física y psicológica contra ella, pero no fue considera en su juicio.

Detenida en marzo de 2008 tras preservar su integridad ante el ascenso de constantes agresiones que atentaban contra su vida, Yamel en un conflicto se defendió de su pareja con quien mantuvo una relación de ocho años y al menos durante cuatro vivió violencia de género.

Durante su juicio, por el cargo de homicidio calificado en relación de parentesco no consanguíneo, el juez dictaminó a Yamel una condena de 16 años en el Centro de Readaptación Social (CERESO) en la entidad, al considerar que no se contaba con las suficientes pruebas para absolverla de cualquier cargo por ejercer su legítima defensa, a pesar de mostrarse el constante abuso y violencia de género que se desarrolló en un ambiente de vulnerabilidad para ella y su familia, narró en comunicado la organización  AsiLEGAL.

Yamel había sido hospitalizada más de una vez por los golpes que recibía de su pareja e incluso presentó una denuncia en el Ministerio Público que fue declinada, debido a que el funcionario público argumentó que la denunciante «no tenía suficientes golpes», negándole a Yamel la posibilidad de un acompañamiento psicosocial para salir del circulo de la violencia, señaló la organización, indicó la agrupación civil.

AsiLEGAL asesoró el caso, logrando una audiencia donde se efectuaron acuerdos entre la Fiscalía, la defensa legal y el representante del CERESO. Así, la sentencia disminuyó a 11 años, 5 meses y 6 días, mediante la implementación de la Ley Nacional de Ejecución Legal en Baja California, donde estipulan que, conforme al avance en cuanto a la reinserción social de la persona reclusa, el juez de Ejecución podrá disminuir, cesar o modificar la condena. Yamel obtuvo su libertad el pasado 20 de agosto.

Además de la privación de su libertad sin un proceso legal con perspectiva de género, Yamel enfrentó las malas condiciones de los centros de readaptación y penitenciarios en su estado; según datos de la Encuesta Nacional de Población Privada de la Libertad (Enpol) en Baja California más del 80 por ciento de las mujeres pasan entre 19 y 24 horas dentro de su dormitorio, lo cual les impide realizar actividades que contribuyan a su reinserción social.

PERSPECTIVA DE GÉNERO PARA LEGITIMAR LA DEFENSA

El caso de Yamel, visibiliza un escenario donde las mujeres quedan expuestas sin posibilidad de tener procesos legales justos, «de haber sido así, aplicar una perspectiva de género hubiera cambiado profundamente el futuro de la vida de Yamel. En el momento de su juicio, de cualquier manera, no fueron suficientes factores para extinguir su culpabilidad por defensa propia —y la defensa de uno de sus hijos—» describió, en un comunicado la organización.

Meses antes, el Comité de Expertas del Mecanismo de Seguimiento de la Convención de Belém do Pará (MESECVI) emitió la Recomendación General Número 1, donde piden a los Estados parte de la Convención que apliquen la perspectiva de género en los procedimientos legales contra mujeres que han sido juzgadas por cargos como homicidio o agresión física, donde su integridad, la de sus hijas o hijos podría verse dañada por parte del agresor.

El Comité estableció los criterios para acreditar la configuración de la legítima defensa, tales como la existencia de la agresión ilegítima, actualidad de la agresión, necesidad racional de emplear el medio para repeler la agresión y el requisito de la falta de provocación.

Sin embargo, en las instituciones encargadas de impartir justicia se sigue actuando bajo estereotipos de género, donde se toman en cuenta prueba en contra de las mujeres como la manera en que visten, se desenvuelven con otras personas o los sitios en los que transitan o donde se encuentran cotidianamente las víctimas.

Actualmente no se conoce cuántas mujeres como Yamel están encarceladas por defenderse de sus agresores, Cimacnoticias, recabó una serie de testimonios de mujeres que ejercieron su legítima defensa, la perspectiva de las instituciones públicas y jurídicas sobre este tipo de casos.