La Policía Cibernética recomienda tener una clave diferente para cada cuenta y cambiarla frecuentemente.