Con el objetivo de aportar a la preservación de los bosques y recursos naturales, el diputado Norberto Antonio Martínez Soto, integrante de la Comisión de Desarrollo Sustentable y Medio Ambiente de la LXXIV Legislatura del Congreso del Estado, se sumó a la campaña Un Árbol por la Vida, que promueve el ingeniero Pascual Sigala Páez en diversas regiones del territorio estatal.

El diputado local, en coordinación con su equipo de trabajo y con el apoyo de la población, organizó sumarse a estas acciones, que tienen como objetivo primordial recuperar las zonas perdidas y generar conciencia entre la población sobre la importancia de plantar vida.

Tony Martínez dio a conocer que de manera constante se estarán impulsado estas acciones al interior de su Distrito de Hidalgo, por lo que continuarán las campañas de reforestación, aunado a las acciones que en materia legislativa se impulsarán.

El legislador consideró que en Michoacán se están emprendiendo acciones para el cuidado a nuestro medio ambiente, pero que también corresponde al Congreso Local avalar las normas jurídicas que garanticen su preservación y cuidado, las cuales se están estudiando en la comisión, de la cual es integrante.

Además de celebrar estas campañas de reforestación, el legislador manifestó su respaldo para que prospere la nueva Ley Ambiental en Michoacán, con la que se generará desarrollo en nuestro estado y la protección de los recursos, lo que se traduce en beneficios para la salud de todas y todos.

Recordó que una de las propuestas en análisis es la iniciativa de Ley para la Conservación y Sustentabilidad Ambiental del Estado, la que consideró viable, ya que en la misma se plantea la eliminación gradual de los plásticos y productos derivados del poliestireno de un solo uso, con el propósito de reducir la utilización de bolsas, envases, embalajes o empaques que se proporcionan en establecimientos mercantiles.

Así también, destacó que se propone el fortalecimiento del Seguro Ambiental y Garantía Financiera, para hacer efectivo el principio de “quien contamina paga”, cuando durante la realización de obras se produzcan daños graves o muy graves al medio ambiente.

Aunado a que se considera el pago por servicios ambientales hidrológicos, a cargo de los Organismos Públicos Descentralizados municipales que presten los servicios del suministro de agua potable y alcantarillado, esto en aquellos municipios con población mayor a 100 mil habitantes.

Tony Martínez dijo que se involucra a los ayuntamientos para que, en la formulación y aplicación de instrumentos de política ambiental, en los servicios públicos que presten a la comunidad se realicen desde la óptica de la sustentabilidad y cuidado del medio ambiente.

Por lo anterior, mencionó que el esfuerzo que realiza el ingeniero Pascual Sigala, así como ciudadanos, autoridades de los tres niveles de gobierno, son fundamentales, pero que se requiere seguir aportando desde todas las trincheras en la protección y cuidado del medio ambiente.