Por: René Serrano García.-Los mexicanos ahora tenemos más opciones para adquirir combustibles, como resultado de la reforma energética, Pemex dejó el monopolio de toda la vida y ya existen varias empresas distribuidoras como Oxxogas, Total Excelium y Combustibles BP, por citar algunas.
Sabemos que Pemex es distribuidor y vende las concesiones a particulares, pero al abrir el mercado y liberar el precio de las gasolinas llegan nuevas empresas nacionales y extranjeras, que ofrecerán nuevas ventajas y más servicios, como diferenciación de precios, lo que no indica que bajen los precios de forma importante.
Otra ventaja es que venderán otros tipos de gasolinas, las anuncian con tecnologías que favorecen al motor y más rendimiento, también lubricantes diferentes a los que conocemos.

En Zitácuaro se construye otra gasolinera al poniente de la ciudad, pertenece a la marca Pemex, en las calles de Crescencio Morales y Lázaro Cárdenas, se rumoraba que sería de una empresa nueva, pero al parecer no es así.

Existe confianza en que ante tanta competencia los empresarios dejen de robar y ya no vendan litros de 950 mililitros, o hasta de menos, las nuevas empresas de prestigio mundial pudieran ser más honestas, pero existen dudas porque no por el hecho de ser extranjeras las convierte en más honradas, las hay con fama de explotadoras.

En el Estado de México, vía Zitácuaro, existen tres nuevas marcas de estaciones de combustibles: Oxxogas,BP Gasored, (Británica) y Total Excelium. En el resto del país 2,178 ya ofrecen el servicio, hasta hoy son 31 marcas, entre ellas Cotsco, Walmart y Oxxo, y siguen llegando de otros países Entre los nuevos servicios que ingresarán están cajeros automáticos, autolavado express, inclusive mientras se carga el combustible, más tiendas de conveniencia, puntos por consumo y otros tipos de promociones.
Con más estaciones de servicio, las tendremos más próximas la distancia entre una y otra será menor, habrá mayor disponibilidad.