Por Pablo Miranda Ramírez

#Guadalajara, #Jalisco. 5 de diciembre de 2018 (Agencia Informativa Conacyt).- Los sismos y las inundaciones son dos de los desastres que más daños dejan en la sociedad, y aunque todavía es difícil predecir el origen de estos escenarios, ya hay registros sobre las afectaciones que pueden generar estos panoramas para evitar contextos que puedan provocar pérdidas humanas y materiales.

 

El doctor Jorge Morán Escamilla, catedrático del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) adscrito a El Colegio de San Luis Potosí (Colsan), documentó los peligros que ha atravesado la capital mexicana desde 1980 hasta 2011 en torno a este panorama, publicó el libro Escenarios de riesgos y desastres por sismos e inundaciones en la Zona Metropolitana de la Ciudad de México, que presentó en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL).

“Lo que vemos es que vamos a experimentar cada vez amenazas donde se van combinando fenómenos, no solo amenazas de carácter natural, sino también tecnológicas”, señaló el investigador, miembro nivel I del Sistema Nacional de Investigadores (SNI).

El investigador mencionó que además de los riesgos que implican los desastres, se le pueden sumar otros factores influenciados por el tipo de rutinas de los habitantes de la Ciudad de México, decisiones políticas o actividades relacionadas con la infraestructura de la metrópoli. Aunado a esto, agregó, los desastres podrían traer consecuencias a otras poblaciones alejadas de la capital.

Para minimizar los daños por los desastres, el académico señaló que debe haber una coordinación entre autoridades de todos los niveles del gobierno, además de que sería necesario observar las consecuencias que dejaron los fenómenos hidrológicos y geológicos en el pasado para trazar estrategias que

El investigador es catedrático Conacyt adscrito El Colegio de San Luis Potosí.disminuyan las afectaciones en caso de enfrentar un escenario similar con sismos e inundaciones.

“Esto es lo que tratamos de tocar en el libro: hablar del proceso de desastre, es decir, el desastre no es aquel que se da en el momento de un sismo o inundación, esa es una emergencia o momento coyuntural; el desastre se constituye antes, cuando ocupas un lugar que no debes ocupar, y después, cuando se va la ayuda del gobierno y la población debe ‘rascarse con sus propias uñas’”.

Una ciudad vulnerable

Las inundaciones y los sismos son dos desastres que pueden traer muchos daños a la Ciudad de México y su Zona Metropolitana, considera el investigador. El catedrático Conacyt explica que la capital se ubica en una cuenca cerrada, lo que facilita que acumule agua de las lluvias, además de que cuenta con un sistema de drenaje antiguo que no cubre las necesidades de la ciudad.

Por otra parte, al ubicarse en el Eje Neovolcánico Transversal, la ciudad está expuesta a sentir los movimientos generados por las placas tectónicas o fallas geológicas, que pueden generar sismos en la zona.

Morán Escamilla explica que para dar cuenta de estos desastres y fenómenos revisó bases de datos con información sobre estos escenarios, además, entrevistó a expertos como arquitectos, ingenieros civiles y geólogos y se buscó abordar un panorama social para conocer de qué manera la sociedad experimenta estas situaciones.

“Creo que los científicos tenemos la misma responsabilidad que los políticos, estamos contribuyendo a que la población cree una noción sobre los riesgos, también debemos hacernos responsables en esta situación”.

Escenarios de riesgos y desastres por sismos e inundaciones en la Zona Metropolitana de la Ciudad de México es un libro que no solo está dirigido a profesionales, agrega el investigador, sino que este documento puede ser consultado por cualquier ciudadano interesado en conocer el panorama de los riesgos ante estos contextos.