H. Zitácuaro Michoacán, 30 de junio de 2017.- Por: Guadalupe Solache Rebollo.-Como parte de las acciones programadas dentro de la jornada de lucha del magisterio democrático, integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) tomaron las oficinas de rentas en esta ciudad, además las receptorías en Ocampo, Angangueo, y Tuzantla.

Dentro de los objetivos de esta actividad, comentó el Coordinador de la Región Zitácuaro, Carlos Díaz Cortes, se encuentra exigir al Gobierno del Estado, que encabeza Silvano Aureoles Conejo el cumplimiento a minutas firmadas en meses pasados, pero además el pago a compañeros que no han recibido ninguno a lo largo de varios meses.

“Estamos aquí también para parar todas las actividades que tienen que ver con la mal llamada reforma educativa, como la entrega de certificados de manera electrónica y no impresa, la designación de bases a quienes fueron contratados únicamente mediante contrato y muchas situaciones más que atentan contra los derechos de los trabajadores de la educación”, expresó el líder magisterial.

Díaz Cortés, destacó que hay molestia al interior del magisterio por la actitud que ha asumido el Gobierno del Estado, quien ha dejado a un lado el dialogo y se ha caracterizado por encabezar acciones de represión en contra del magisterio, así lo ha demostrado con varios hechos entre los que se encuentra el atropello cometido en contra de normalistas de Tiripetío por ejemplo en donde hubo disparos con armas de fuego hacia algunos.

En este sentido, reiteró que el magisterio ha tratado de tener mesas de diálogo para llegar a acuerdos que den fin a todos los problemas, sin embargo se han hecho minutas, se han logrado acuerdos pero el problema es que no se cumplen.
Por esta razón convocó al ejecutivo estatal a tomar en serio a la CNTE y cumplir en aquellos acuerdos que se han minutado desde hace varios meses y que no se han cumplido, una de ellas es la falta de pago de maestros por varios meses, a pesar de que ya se lo han ganado con trabajo al interior de las aulas.

De forma paralela, al interior de la escuela Francisco J. Múgica sostuvieron una región coordinadores regionales y secretarios generales a fin de planear las diferentes acciones que se llevarán a cabo para continuar con el rechazo de la reforma educativa.