Esta semana han sido asesinados tres periodistas y suman ya 11 comunicadores privados de la vida en 2019

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) tuvo conocimiento de los hechos registrados la noche de ayer en el municipio de Actopan, en los que fue asesinado con disparos de arma de fuego el reportero Celestino Ruiz Vázquez, corresponsal de El Gráfico de Xalapa en esa región de Veracruz. Este Organismo Nacional Autónomo expresa sus condolencias y se solidariza con familiares y compañeros del periodista.

De acuerdo con la información, los hechos fueron reportados alrededor de las 21:15 horas a las autoridades locales por una llamada realizada al teléfono de emergencias 911.

Este Organismo Nacional condena de manera enérgica tales hechos, por los que solicitó al Gobierno y a la Fiscalía General de Veracruz implementar medidas cautelares para salvaguardar la vida y seguridad de los familiares de la víctima, así como de los directivos y colaboradores de El Gráfico de Xalapa, e investigar los hechos agotando todas las líneas de investigación, entre ellas, desde luego, la relacionada con su actividad periodística.

En una semana especialmente violenta contra la prensa, este homicidio se suma al asesinato de Rogelio Barragán, director del portal de noticias Guerrero al Instante, quien fue localizado sin vida el martes en Zacatepec, Morelos; al atentado contra las instalaciones de El Monitor de Parral el miércoles, y al homicidio de Edgar Alberto Nava, director del portal de noticias La Verdad de Zihuatanejo, ultimado ayer en ese municipio costero de Guerrero.

Con el homicidio de Celestino Ruiz suman ya 152 los periodistas asesinados desde el año 2000, y 11 en lo que va de 2019. Veracruz es la entidad con más homicidios de periodistas, con 23 casos registrados, seguido Guerrero, con 17, Oaxaca y Tamaulipas, con 16, y Chihuahua con 14, siendo estas cinco entidades donde ocurren más de la mitad de los crímenes contra periodistas. Personal de la CNDH ya se encuentra en Veracruz a fin de realizar las primeras diligencias.

Este Organismo Nacional alerta nuevamente sobre la grave situación de violencia que aqueja al país, especialmente la que viven todos los días las y los comunicadores en distintas regiones del territorio, convirtiendo a México en uno de los países más peligrosos para el ejercer el periodismo en el mundo, y generando miedo, zonas de silencio y autocensura entre quienes ejercen esa relevante labor para el debate público, la información y el desarrollo democrático.

Es urgente por ello dar con los responsables de estos crímenes, abatir la impunidad y generar condiciones de seguridad y libertad para periodistas y medios. Esta Comisión Nacional estará atenta al desarrollo de las investigaciones y emitirá en su momento los pronunciamientos que correspondan.