#Zitácuaro. Mich. A 20 de abril de 2018. En respuesta a las acusaciones que hace unos días emitieron un grupo de habitantes de la tenencia de Crescencio Morales por un supuesto permiso para realizar una tala masiva dentro de los bosques de esa comunidad indígena, de la cual hacían responsables al comisariado de bienes comunales Patricio Contreras Marín y al Director de Ecología Nazario Archundia Cruz, el primero de estos aclaro esta situación y dijo que  no eran más que chismes y con un fin político.
Patricio Contreras, aseguró en entrevista, que en ningún momento se ha tirado un solo árbol, ya que este permiso de aprovechamiento debe pasar primero a la asamblea y como no se ha decidido aún, no ha iniciado ningún tipo de trabajo, el cual consiste en aprovechar cerca de 3 mil 500 metros de bosque con árboles que ya son muy viejos o que representan un peligro para los ciudadanos, además el recurso que se saque de estos trabajos será para beneficio de la misma comunidad.
Destacó que las declaraciones realizadas por ese grupo de personas son más que chismes, quienes han estado difamándolo a él y al titular de la dirección de Ecología, diciendo que se están aprovechando para talar los bosques, dijo que no tienen ese tipo de interés, solo se le dio seguimiento a una solicitud del comisariado anterior que presento el programa de manejo, ante la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales.
Sin embargo, dicha solicitud fue aprobada cuando el anterior comisariado ya no estaba en funciones, por lo que cómo comisariado actualmente, presento este programa ante la asamblea, la cual está conformada por personas de la comunidad, “cuando se hizo la asamblea no se llegó a ningún acuerdo, por eso no se ha tocado un solo árbol, al contrario gracias a los trabajos de conservación que hemos hecho, se nos ha premiado por parte de la Presidencia de la Republica”.
Uno de los reconocimientos recibidos es el Premio Nacional al Mérito Forestal en la categoría de Protección Forestal, por los cuidados que se han tenido en los bosques, en este sentido mostró el documento que avala el programa de manejo que fue autorizado por la SEMARNAT, misma que consiste en efectuar los trabajos de aprovechamiento en un periodo de 10 anualidades.
“He sido respetuoso y no me atrevería a tirar un solo árbol si la comunidad no está de acuerdo, este programa consiste en hacer 10 anualidades de aprovechamiento forestal, que marcan entre 3 mil a 3 mil 500 metros que se pueden utilizar para cubrir algunas  necesidades de la comunidades, entre ellas son obras que son prioritarias y para beneficios de todos los que viven en la tenencia”.
Agregó: “siempre he sido muy respetuoso con todos en mi comunidad, tengo trabajo que me respalda, de todos es sabido que si hubiera tala en la comunidad, dependencias federales como CONAFOR, PROFEPA, Reserva de la Mariposa Monarca, entre otras, ya no pagarían por los servicios de Protección Ambiental si vieran que no se está cumpliendo con las normas”.