No se puede hablar de una trasformación actuando bajo la simulación y echando mano de cifras alegres

En su Primer Informe de Gobierno, el presidente Andrés Manuel López Obrador deja en claro que él tiene sus propias cifras, mismas que no corresponden con la realidad del país, subrayó la diputada Araceli Saucedo Reyes, coordinadora parlamentaria del Partido de la Revolución Democrática en la LXXIV Legislatura del Congreso del Estado.

La legisladora por el Distrito de Pátzcuaro, puntualizó que no se puede hablar de una trasformación actuando bajo la simulación y echando mano de cifras alegres, y aludió a lo informado por el presidente acerca de una inversión extranjera por 18 mil millones de dólares publicitándola como la más alta “en toda la historia”.

“Los datos presidenciales no corresponden a la realidad, tanto que, para mayo pasado nuestro país registró una caída de ocho lugares en materia de inversión extranjera, al pasar de la posición 17 a la 25 en el Índice Global de Confianza 2019”.

Otro ejemplo de cifras engañosas, se relaciona al arribo de remesas en México, en donde el presidente reportó un crecimiento de 54.2 mil millones de pesos entre diciembre y julio pasados, mientras que el Banco de México informó en agosto que éstas habían bajado por primera vez en tres años, en un 0.7%.

Araceli Saucedo consideró que la incapacidad de autocrítica y de recapitulación de acciones que requieren ser revisadas, es un duro mensaje para México de cara al futuro, pues evidencia que la tendencia y la lógica de hacer gobierno permanecerá como hasta ahora.

“El Gobierno Federal debe rectificar el camino, sobre todo en aquello que tiene que ver con su relación con las entidades de la República, mismas que han padecido fuertes restricciones económicas desde la federación que han inhibido su desarrollo, y las han puesto en una situación de precariedad económica que ha derivado en múltiples problemas de índole social”.