Visitantes pueden acudir sin ningún problema los trabajos no lo impide

#Zitácuaro #Michoacán, 09 de agosto de 2018. Por: Guadalupe Solache Rebollo. Todas aquellas personas que tienen familiares sepultados en el panteón municipal San Carlos, pueden acudir a llevarles flores o a visitar sus tumbas sin ningún problema, gracias a los trabajos preventivos y limpieza en general no se han tenido daños durante la presente temporada de lluvias.

Así lo aseguró en entrevista, el administrador de este lugar, J. Refugio Garnica Castillo, quien destacó que todos los días se hace un monitoreo por las diferentes filas, el objetivo es localizar daños a las tumbas, sobre todo, porque en esta temporada es común que se hundan algunas a causa de tanta lluvia. Hasta ahora todas se encuentran en buen estado.

También, dijo que una situación que ocurre durante esta época del año es que el pasto y la hierba crece muy rápido, por lo cual, el personal se ha dedicado a arrancarla de raíz con ayuda de un talacho.

Explicó que cuando una tumba se hunde, el primer paso es notificar al propietario de ese espacio para que este solucione el problema, si no responde al llamado el personal del mismo panteón toma las medidas pertinentes, la acción depende si la tumba tiene lápida o es sólo un montículo de tierra, porque implica quitar lo que se encuentre encima para rellenar con algún material el espacio y finalmente dejar todo como originalmente estaba.

En caso que ocurriera, aseguró que no representa ningún peligro porque todos los que trabajan en el panteón se encuentran al pendiente y actúan de inmediato.

“En cualquiera de los casos, la gente se debe acercar con nosotros para conocer el estado en que se encuentra su espacio, así como la forma en que podemos ayudarle, en el tiempo que ha pasado de la actual administración la respuesta ha sido buena”, expresó Garnica Castillo.

Recordó que en el 2016 en este lugar cayeron 4 árboles sobre las tumbas, a causa de las lluvias atípicas que ocurrieron en el mes de marzo, en ese momento fueron varias áreas las que resultaron con daños. Por esta razón y para evitar algún incidente parecido, se está al pendiente de la condición de los árboles que existen en este lugar, así como del estado que guardan las bardas e incluso de las tumbas.

Añadió que con las lluvias que han caído en la temporada, solo algunas ramas se han venido abajo, casi de inmediato se retiran para evitar problemas a los visitantes, asimismo hace algunos meses se tuvo que derribar un cedro porque ya presentaba fracturas en el tronco principal, si no se hubiera realizado, en este momento presentaría un riesgo importante o ya habría causado algún daño a las tumbas cercanas.