Michoacán tendrá este año una Ley de Profesiones del Estado fortalecida, con la que se le dará certidumbre al ejercicio profesional y
en la entidad podrá expedirse la cédula profesional, afirmó la diputada Lucila Martínez Manríquez.

La legisladora impulsora de la propuesta reconoció el esfuerzo de la comisión dictaminadora, para lograr concretar esta norma, la cual
estará a la vanguardia y ofrecerá certeza a los profesionistas y colegios de profesionistas.

Con la Ley que en próximos días se someterá a votación al Pleno de la LXXIV Legislatura, explicó que se establecen las atribuciones
necesarias a la Dirección de Profesiones, para que expida la cédula profesional con fines de patente en Michoacán.

Lo anterior, redundará en beneficios directos para los michoacanos, pues se evitará la necesidad de trasladarse a la Ciudad de México,
así como los gastos que eso implica, y por otro lado, de manera indirecta, se verán también favorecidos, pues se generarán ingresos a
las finanzas públicas del Estado.

Además, se establece la adecuación normativa en materia de administración documental conforme a la modernización que en el país
se ha venido llevando a cabo, como es el uso de las tecnologías para facilitarle a las y a los michoacanos la tramitación de las cédulas
profesionales.

“Se incluye el concepto de lista dinámica, para una mejor determinación y actualización de las carreras sujetas a la regularización de
esta Ley, agilizando también la incorporación de nuevas carreras y profesiones. En lo correspondiente a la asociación de profesionistas, esta Ley pone énfasis en la garantía de dicho derecho fundamental, y por otro lado, se incorporan importantes acciones de vigilancia con el fin de proteger a los ciudadanos que hacen uso de servicios profesionales”.

Lucila Martínez hizo mención que era apremiante dicha norma, para que se garantice otorgar certidumbre al ejercicio profesional en el sentido de su registro, actualización y autorización, además de que se requieren normas que faciliten los trámites, generen estabilidad y procuren la eficacia de los procesos administrativos de la práctica profesional.

En lo que respecta al servicio social profesional, la establece que se optimice la vinculación de los profesionistas con la sociedad, así
como la adecuación de la certificación profesional a través de prácticas que den certeza a la sociedad y a los profesionistas una
oportunidad de mejorar su desempeño.

En ese contexto, en la norma se incluye la propuesta para la liberación del servicio social, a través de acciones encaminadas al
cuidado y protección del medio ambiente, para todas aquellas carreras afines o que no tengan que ver son cuestiones médicas o
ingenierías.

Además en la propuesta se incorporarán acciones de vigilancia con el fin de proteger a los ciudadanos que hacen uso de servicios
profesionales.