En un país que se dice democrático debe existir y estar garantizado el pleno respeto a la libertad de expresión y para quienes ejercen el ejercicio periodístico, subrayaron en el marco del Día Mundial de la Libertad de Prensa, las y los diputados del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática. 

Los diputados Araceli Saucedo Reyes, Antonio Soto Sánchez, Octavio Ocampo Córdova y Norberto Antonio Martínez Soto, señalaron que ante los ataques que han recibido quienes ejercen el periodismo en nuestro país, es apremiante garantizar la libertad de expresión y no atentar contra quienes realizan esta labor.

Reprocharon que esta administración federal azuce para que exista un linchamiento en contra los medios de comunicación, sobre lo cual se han pronunciado cientos de voces de periodistas e incluso organizaciones nacionales e internacionales se han manifestado al respecto.

Llamaron a contrarrestar las tentaciones de censura y a cerrar filas para que en nuestro país se garantice la libertad de expresión y la protección de quienes ejercen el ejercicio periodístico y a que, desde la legislación, sea efectivo el sistema de protección y seguridad de periodistas.

“No puede existir una verdadera democracia en nuestro país, cuando no se respeta la libertad de expresión y se utilizan calificativos como “prensa fifi”, a quienes desarrollan una labor profesional”, señalaron.

Asimismo, calificaron como grave que en nuestro país permanezca en la impunidad  los crímenes contra periodistas, además de estar catalogados como una nación peligrosa para los periodistas, aunado a que México se ubica en la clasificación mundial de libertad de prensa, en el lugar de 144 de 180, de acuerdo con el informe anual de la organización internacional Reporteros Sin Fronteras (RSF).

La libertad de expresión y de prensa, dejaron claro, no debe ser sólo discurso para el Gobierno Federal, debe demostrarse con hechos y acciones, y dejar de denostar a quienes ejercen la labor cuando son evidenciados.

En nuestro país, durante el 2018, al menos diez periodistas fueron asesinados; sin embargo, de diciembre pasado a lo que va del año, se reporta que 9 crímenes, y pese a que se ha demando justicia permanecen en la impunidad.

Coincidieron con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), sobre que prevenir e investigar diligentemente la violencia contra periodistas y medios de comunicación es uno de los temas más apremiantes en México.

De acuerdo con la información dada a conocer este día, desde el año 2000 se han cometido 147 homicidios de comunicadores y, desde 2006, se han perpetrado 52 atentados contra instalaciones de medios informativos, y más del 99 por ciento de estos crímenes continúan impunes, cifras que dan cuenta del riesgo y vulnerabilidad de quienes pertenecen a ese grupo poblacional.