-Aunque venga la Guardia Nacional estaremos con machetes y palos, dicen los campesinos.

– El objetivo: protestar por suspensión de programas de apoyo por servicios ambientales.

H. Zitácuaro Michoacán, 03 de agosto de 2019.- Por: Guadalupe Solache Rebollo. Todo se encuentra listo para que este domingo, habitantes de ejidos y comunidades de todo el oriente de la entidad, bloqueen la carretera Zitácuaro-Morelia a la altura de San Felipe los Alzati, por donde pasará López Obrador  por su visita a Tuxpan.
El objetivo de dichas acciones es protestar por la suspensión por parte de la federación de varios programas de apoyo por servicios ambientales que la gente de aquellos lugares hacen al bosque. Anteriormente recibían recurso de 6 programas para hacer trabajos en el bosque, tanto de vigilancia, combate de incendios y reforestación, sin embargo estos han sido suspendidos definitivamente, con el único qué cuentan es con el que corresponde al Fondo Monarca, pero es de parte de la WWF.
Al respecto, Francisco Osvaldo García Vanegas, del ejido de San Cristóbal, perteneciente al municipio de Ocampo, dijo que desde hace varias semanas se han sostenido reuniones con diversas autoridades, ha habido compromisos pero hasta la fecha nada de ha cumplido. El argumento que el propio gobernador ha dicho es que el Estado ahí tiene el recurso para la aportación que le corresponde, pero el problema es con el Gobierno Federal que no pretende dar continuidad a estas acciones.
«Sabemos que habrá elementos de la guardia nacional, pero nosotros iremos preparados, si es posible con machetes y palos, la idea es no dejar pasar al Presidente Andrés Manuel López Obrador para que sepa del problema, nos escuche y atienda nuestros reclamos», expresó García Vanegas.
Entre los participantes se espera que haya gente de San Cristóbal, El Rosario, Hervidero y Plancha, Crescencio Morales, Francisco Serrato, Donaciano Ojeda, entre otras comunidades de Zitácuaro, Ocampo, Angangueo y sitios que forman parte de la zona de amortiguamiento de la Mariposa Monarca.
Reclamó que la población de las grandes ciudades no se dan cuenta que el agua que utilizan se produce en los bosques gracias a los trabajos de mantenimiento que realiza la gente de las comunidades y ejidos, muchas veces sin recibir nada a cambio.
Destacó que se tratará de causar las menores afectaciones posibles a la población, pero este tipo de acciones son necesarias para que los gobiernos volteen a escucharlos.