#Morelia, #Michoacán, a 15 de julio de 2019. – Al concluir sus respectivas condenas, las mujeres privadas de su libertad, saldrán con una capacitación laboral de alta calidad, así como con constancias con validez oficial que así lo acrediten. Además, en tanto cumplen su tiempo de readaptación social, generan sus propios ingresos al comercializar los productos que elaboran.

Lo anterior es el resultado del convenio de colaboración entre el Instituto de Capacitación para el Trabajo del Estado de Michoacán (Icatmi), el Instituto del Artesano Michoacano (IAM), y la Coordinación del Sistema Penitenciario de Michoacán.

La titular del Icatmi, Rosario Cruz García, señaló que “coordinar esfuerzos permite optimizar los recursos para contribuir a que las personas privadas de su libertad, puedan mejorar sus ingresos y que, al compurgar sus condenas, estén certificadas para incorporarse a la vida laboral”.

A su vez, durante la ratificación del convenio de colaboración, la directora de IAM, Emilia Reyes Oseguera, mencionó que, actualmente, se trabaja con 55 mujeres en el Centro Penitenciario de Alta Seguridad para Delitos de Alto Impacto No. 1, en donde se les enseña a bordar. Derivado de la coordinación con el Icatmi, podrán realizar todo el proceso de diseño a través del curso Corte y Confección.

De manera gratuita, las personas privadas de su libertad reciben la enseñanza para la fabricación de prendas vestir, que más tarde comercializan y les ayudan a la generación de ingresos.

Desde hace 20 años, Icatmi, como parte de su laboral social, capacita a las personas privadas de su libertad en todo El estado, en tanto que la Coordinación del Sistema Penitenciario de Michoacán, otorga los materiales necesarios para la realización de los productos.