Un exhorto a los titulares de la Secretaría de Turismo y de  Hacienda y Crédito Público del Gobierno Federal, para que se reactive el Programa de Desarrollo Regional Turístico Sustentables y Pueblos Mágicos (PRODERMÁGICO), fue avalado por el Congreso del Estado, mismo que fue propuesto por el diputado Antonio Soto Sánchez, en el que también se demanda la asignación de recursos necesarios para apoyar a las localidades que cuentan con esta denominación.

Este miércoles en sesión, se sometió a consideración del Pleno de la LXXIV Legislatura el punto de acuerdo en mención, el cual fue avalado por mayoría, ante lo que el diputado integrante del Grupo Parlamentario del PRD reconoció el compromiso de los legisladores que lo respaldaron con el sector turístico y con Michoacán.

Se sustentó que al retirarle la partida destinada a las localidades catalogadas como Pueblos Mágicos, se ha afectado la actividad turística en el país en donde se ubican estas demarcaciones con esta denominación.

Desde hace 18 años surgió el programa Pueblos Mágicos, como una estrategia para el desarrollo turístico, orientada a estructurar una oferta turística complementaria y diversificada hacia el interior del país, basada fundamentalmente en los atributos históricos y culturales de localidades singulares, que se encuentran a lo largo y ancho del territorio nacional.

A la fecha existen 121 Pueblos Mágicos en el país, a los que se les había apoyado con recursos para realizar diversas obras de infraestructura. Entre ellos, ocho de Michoacán, que son: Angangueo, Cuitzeo, Jiquilpan, Pátzcuaro, Santa Clara del Cobre, Tacámbaro, Tlalpujahua y Tzintzuntzan, en el que autoridades y ciudadanos demandan que se reactive dicho programa, ante lo que el diputado Antonio Soto Sánchez presentó este punto de acuerdo para demandar a la federación que se reasignen recursos, mismo que fue avalado por la mayoría de los diputados de la LXXIV Legislatura.

De los 9 millones 78 mil turistas y paseantes que visitaron Michoacán en el 2018, un millón 665 mil 800 estuvieron en las localidades distinguidas con esa denominación, que representa el 18.3 por ciento, y se tuvo una derrama económica de un mil 878 millones de pesos que es el 17 por ciento del total.

Por lo anterior, es claro y evidente que la disposición de eliminar la partida destinada a las localidades catalogadas como Pueblos Mágicos, repercute de manera negativa en la actividad turística del país y en particular del estado, ante lo que urge el apoyo de la federación.